8 indicadores de calidad en ApS

By | sábado, marzo 10, 2018 Leave a Comment

En la Escuela Profesional Xavier estamos realizando diversas acciones de aprendizaje-servicio dentro del proyecto de innovación educativa “Competencias socioemocionales 3.0”. Por este motivo, el pasado 3 de marzo varios profesores acudimos a la “Jornada de intercambio de experiencias ApS” en el centro sociocultural “La Fábrica”, de Mislata.

La conferencia marco fue impartida por Josep Maria Puig, Catedrático de Teoría de la Educación de la Universidad de Barcelona, al que agradecemos la claridad y practicidad con la que explicó la metodología ApS y compartió ejemplos de éxito en su aplicación.

En la jornada se incidió en los indicadores de calidad que deben cumplir los proyectos de ApS:
  1. Definir el programa: Toda experiencia de ApS debe estar programada y contener los elementos propios de esta metodología: aprendizaje, servicio, participación, intencionalidad pedagógica y reflexión.  
  2. Aprendizaje significativo: El alumno debe poder vincular sus aprendizajes en el aula con el mundo que le rodea y, en concreto, con el servicio que se realizará.  
  3. Sostenibilidad: Las experiencias de ApS parten de una necesidad que se observa en el entorno. Implica a estudiantes, docentes, institución, entidades sociales y miembros de la comunidad en la resolución de problemas reales para contribuir a su mejora y por tanto persigue una mayor equidad y justicia social (Aramburuzabala 2015).    
  4. Participación: El ApS no debe promover la participación basada únicamente en la fase de intervención en una acción, al contrario, nos interesa implicar a todos los actores desde la fase inicial de programación del proyecto. Esto genera un sentimiento de corresponsabilidad y pertenencia al proyecto, que le da fuerza.     
  5. Trabajo en red: Articula una red que incluya a todos los actores del ApS, cada uno desde su cultura propia y con sus objetivos individuales. El reto de la red será trabajar juntos por un objetivo común que impulse y se impulse en los objetivos individuales de cada uno. Todos tienen que ganar algo en el ApS.     
  6. Duración suficiente: Cada experiencia es diferente, pero un proyecto con una mayor duración tiene más posibilidades de conseguir sus objetivos. En caso de trabajar una única unidad mediante ApS, una idea sería realizar el ApS el tiempo que fuera necesario y continuar en el aula con las siguientes unidades.     
  7. Institucionalización: Cuando el ApS va en consonancia con la misión del centro educativo se refuerza su continuidad y se posibilita avanzar en la calidad de los proyectos.     
  8. Evaluación: Se deben poder evaluar todas las actividades realizadas durante la experiencia y deben poder evaluar todos los participantes en el ApS. El ApS requiere de una evaluación multifocal y para esto se pueden utilizar diferentes instrumentos pedagógicos: portafolios, debates, entrevistas individuales y grupales, reflexiones, cuestionarios, rúbricas, etc. Siempre teniendo en cuenta que el docente no puede estar en todos los sitios a la vez y que no es lo mismo que se pueda evaluar, que evaluarlo todo. Debemos poder confiar en los alumnos.
Es evidente que cada proyecto de ApS tendrá sus propias características; pero, como argumenta Furco (2015), “si no se implementa con rigor, se convierte en una novedad” y la calidad educativa requiere pasar de la novedad a la actividad y experiencia institucionalizada.


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: