Nos lo pasamos tan bien... que no nos hicimos ninguna foto

By | viernes, marzo 24, 2017 2 comments
Una compañera de trabajo me contaba ayer que había visto a dos jóvenes haciéndose un selfie a los pies de una atracción acuática. Hasta ahí, podría ser todo normal  (ahora cualquier individuo siente la necesidad imperiosa de hacerse fotos en los lugares más comunes, como si no bastara solo con decir que se ha estado), pero el caso es que para ese autoretrato, las dos jovencitas pusieron una de esas sonrisas que casi dan la vuelta completa a la cabeza y, de inmediato, una vez completada la tarea, se les puso la misma cara de vinagre que tenían unos segundos antes de fotografiarse. Mi compañera me dijo: "estaba claro que no se lo estaban pasando bien, ni siquiera hablaban entre ellas".


Es de suponer que esa foto iría casi de inmediato a parar a Instagram, o a facebook o a cualquier otra red social y desconozco cuánta gente debió verla. Tampoco sé si tendrá muchos likes o no, pero está claro que cada like, constituye una pequeña inyección de dopamina para quien lo recibe. Es decir, hace que te sientas bien.

De todo esto es fácil ver la parte negativa, o no,  pero es innegable que con este discurso corres el peligro de convertirte en un cansino, un "cortarrollos". Yo hoy voy a correr el riesgo. 

Os invito a ver este video en el que se trata este tema y otros relacionados, con una claridad meridiana.





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

2 comentarios:

  1. Muy inspirador el vídeo! Da mucho que pensar en cómo trabajar en el día a día...Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante Josep... a ver si logramos encontrar el equilibrio entre la Tecnología y la Vida !!
    Te lo cojo prestado para verlo en clase, gracias!

    ResponderEliminar