Aprendiendo a RELAJARNOS

By | miércoles, noviembre 23, 2016 Leave a Comment
En el contexto del módulo de dinamización grupal, los alumnos de 1º de Animación Sociocultural y Turística  han aprendido técnicas de respiración, así como algunas técnicas de relajación. Pero, ¿por qué estas técnicas? En líneas generales, podría decirse que el estilo de vida actual y la rutina de las sociedades modernas suponen un ritmo frenético; existe una incesante e innumerable presentación de estímulos que exigen lo mejor de nosotros mismos y de nuestros recursos personales. La percepción de no llegar a esos altos niveles de exigencia y la consecuente pérdida de control sobre ciertas áreas de nuestra vida, puede desencadenar en problemas de ansiedad y estrés. Por ello es importante saber bajar momentáneamente del carrusel rutinario, desconectar y recargar pilas, para volver con fuerza y atender todos los frentes. Aquí es donde entran en juego las técnicas de relajación, junto a una correcta respiración.


20161118_131326.jpgComo se comentaba, el ritmo de vida actual no favorece la respiración completa, siendo que que no se utiliza la total capacidad de los pulmones y no se aporta al organismo el suficiente oxígeno para nuestro cerebro; de aquí que una correcta respiración es algo muy importante porque es una de las formas más sencillas para hacer frente a las situaciones de estrés y manejar los aumentos en la activación fisiológica provocados por éstas. Así, el objetivo de las técnicas de respiración es facilitar el control voluntario de la respiración y automatizarlo para que pueda ser mantenido en situaciones de estrés.



20161118_131312.jpgPor otra parte las técnicas de relajación aportan numerosos beneficios al organismo, y ayudan a llevar un estilo de vida más armonioso y equilibrado. Existen diferentes tipos de relajación, siendo la relajación progresiva de Jacobson una de las más populares. Esta técnica consiste en provocar una tranquilidad mental y eliminar la tensión muscular de todas las partes del cuerpo paulatinamente, provocada por la ansiedad, mediante la tensión y la relajación muscular voluntaria, prestando especial atención a las sensaciones que se producen.


Nuestros futuros Animadores Socioculturales y Turísticos se verán expuestos a  situaciones muy diversas  con diferentes colectivos, y se hace necesario tener una abanico de recursos cuanto más amplio mejor para poder dinamizar a los diferentes grupos con los que trabajen. Por ello, el aprendizaje de este tipo de técnicas está más que justificado. Ya no sólo para su futuro laboral, sino para su propio bienestar y alcanzar un mejor estado de salud.


20161118_130504.jpg

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: